Exhibición temporal de textiles chimúes en las Huacas de Moche por Semana Santa

165

 

A partir de la fecha, el Museo de Sitio Huacas de Moche ofrece a la colectividad mochera, trujillana y turística, la exposición “Las huacas después de los mochicas …”. Una ventana abierta a la natural curiosidad por saber que pasó en nuestras huacas después del abandono y traslado final de sus gentes a Chan Chan. Una interesante exposición en donde destaca con suntuosidad y alegría el frágil y elegante arte plumario Chimú y una ofrenda Inca que se encontró en huaca de la Luna, llamada Capacocha, y que representa el respeto de la sociedad quechua al Templo Mayor de los Moche y sus dioses. 

 

La idea parte de un concepto capital, huaca de la Luna es el edificio religioso que más aportes está brindado al conocimiento de la ideología y otros aspectos relevantes de la sociedad Moche, en especial de su arquitectura y arte mural monumentales, que se muestran luego de veinticinco años de investigaciones continuas, en el contexto académico de la Universidad Nacional de Trujillo y el soporte del Patronato Huacas del Valle de Moche. Es más, en la actualidad se cuenta con información sustancial que permite hacer una lectura detallada del proceso post Moche, que es posible visualizar como evidencias funerarias de la sociedad Chimú, en el oráculo de sus ancestros.

 

En esta exposición se muestra un panel didáctico que explica parte de la secuencia de la investigación realizada en huaca de la Luna; así como el proceso de conservación de textiles y en especial, de una estructura de adobes adosada a la colosal rampa ceremonial de esta huaca, un nicho flanqueado por dos ídolos de madera tallada, que se exhiben en la sala Chimú.  Así mismo, se resalta la  imagen de una tumba, que de acuerdo a los arqueólogos corresponde a un personaje joven, el cual fue enterrado al pie de esta estructura, con ofrendas y un textil conteniendo prendas de vestir, decoradas con plumas multicolores, láminas de metal dorado y semillas de plantas de la selva (ishpingo).

Es importante resaltar que en una de la vitrinas se muestra los elementos que se utilizaron en la elaboración de la prendas de vestir, como agujas de plata.  Estos elementos “decorativos”, como las plumas de diversos colores, metales y spondylus, son una muestra del intenso comercio que tuvi nuestro valle con diferentes regiones.

 

De otro lado, en esta misma muestra de textiles, se presenta una Ofrenda de filiación Inca, que por sus características corresponde a una “capacocha”, es una miniatura que representa a una mujer vestida con su indumentaria típica, aksu, lliclla, faja, tupu doble y tupu simple. Una muestra de respeto y reverencia cusqueña a una ideología capaz de construir un centro urbano ceremonial como las huacas de Moche.