EXPORTACIONES GENERARON CERCA DE MEDIO MILLÓN DE EMPLEOS

75

 

En el primer bimestre de año, las exportaciones peruanas generaron un total de 498 mil 316 empleos entre directos, indirectos e inducidos, representando un incremento de casi 10% respecto al mismo periodo del 2017. Fue por el buen desempeño de la agroindustria y la minería, que siguen cumpliendo un rol esencial en la creación de trabajo formal, informó el Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales CIEN-ADEX.

 

Los envíos primarios originaron 178 mil 622 puestos de trabajo (35.8% del total), sin embargo, registraron una ligera caída de -0.5%. En cambio, los empleos en el sector no tradicional (319 mil 694) se incrementaron 16.8%.

 

El jefe de Desarrollo de Políticas del CIEN-ADEX, Carlos Adriano, indicó que en el 2017 la actividad minera tuvo un pico alto, pero este año se espera una disminución en su ritmo de crecimiento debido a que habría una menor producción en los principales yacimientos, sobre todo los de cobre. Por su parte, los despachos agroindustriales continúan con su ritmo de crecimiento positivo.

 

Fuerza agroexportadora

El sector más intensivo en mano de obra fue la agroindustria con 204 mil 472 (directos, indirectos e inducidos), 40 mil 302 puestos más que en el primer bimestre del 2017 (crecimiento de 24.5%) como resultado de las mayores exportaciones de uvas, mangos, arándanos, alimento para animales, plátanos, alcachofas, espárragos, cacao en grano, paltas, quinua, cebollas, jengibre, nueces de Brasil, tara en polvo, galletas saladas, fresas, manteca de cacao, orégano, entre otros.

 

“La empleabilidad irá mejorando mientras sigamos promoviendo las agroexportaciones a través de un marco jurídico estable (Ley de Promoción del Sector Agrario, Ley de Exportaciones No Tradicionales) o con facilidades al financiamiento. Sin embargo, la disminución de obstáculos y sobrecostos logísticos aún son problemas pendientes”, explicó Adriano.

 

Potencial industrial

La minería fue el segundo sector intensivo en oportunidades laborales, que en el primer bimestre generó 130 mil 354 puestos de trabajo, 14 mil 565 más que en el mismo periodo del año pasado (12.6% más), básicamente por los mayores envíos de cobre, oro y zinc como consecuencia de la mayor producción en los principales proyectos mineros.

 

Si bien la agroindustria y la minería fueron los dos sectores que crearon más empleo, la industria manufacturera nacional sigue recuperándose, pero aún necesitan políticas que impulsen su competitividad.

 

Así, las confecciones permitieron formar 36 mil 764 fuentes de trabajo (5.8% más que en el mismo periodo del 2017); la siderometalúrgica, 14 mil 077 (14.5% más); textil con 7 mil 653 (18.4%), metal-mecánica con 6 mil 410 (39%), químico con 5 mil 476 (22.2%), y maderas con 4 mil 110 (2.5%).

 

Por otro lado, los sectores que registraron una reducción del número de empleo fueron la pesca no tradicional (24 mil 813, con una contracción de -5,7%) debido a la menor captura y cosecha de especies acuícolas; la minería no metálica con 7 mil 060 (-3.7%), cuyos despachos al exterior también cerraron el bimestre con una contracción de -1.7%. Por último, el otro subsector en caída fue varios con 8 mil 859 puestos creados (-3.8%).

 

El dato

El resultado neto de empleos nuevos generados por las exportaciones peruanas en el primer bimestre del año fue 45 mil 165 entre directos, indirectos e inducidos.