Construcción de I.E. Raimondi no se puede iniciar por un tema edil burocrático

132

 

Visiblemente preocupado y contrariado por el retraso en el inicio de la construcción del nuevo local para la I.E. Antonio Raimondi, con perjuicio para unos 1,500 alumnos, se mostró ayer el gobernador regional Luis Valdez Farías, exhortando al alcalde provincial Elidio Espinoza a cumplir con su palabra y viabilizar la obra.

 

“Hablé con el alcalde hace varios meses y se comprometió a hacer las modificaciones abordando el tema en el Concejo Municipal, Lamentablemente ha pasado el tiempo y eso no ha ocurrido, así que le pido en nombre de los estudiantes y de toda la comunidad educativa que este tema lo vea el Concejo y se pueda dar pase a la construcción”, enfatizó.

 

La autoridad regional explicó que el Gobierno Regional no puede solicitar la licencia de construcción hasta que el Concejo Municipal de pase a esto y que hay antecedentes que por necesidad pública se puede modificar las normas ediles, exonerar u otorgar un permiso especial para la restricción a construcciones de esta naturaleza en el centro histórico.

 

“No quiero especular. El pedido al alcalde es que cumpla su ofrecimiento. Por nuestra parte hemos hecho el expediente técnico, tenemos separado el presupuesto de 9 millones de soles para la construcción y solo estamos a la espera que el concejo le dé pase, agregó.

 

Para ello se pide que el Concejo apruebe una ordenanza excepcional que permita la demolición de la riesgosa infraestructura educativa para construir el nuevo local. Esto se ha entrabado por una errada interpretación edil, la que podría ser revertida fácilmente.

 

“No queremos que la comunidad educativa siga perjudicándose con el retraso en la construcción del nuevo local educativo. Tenemos un compromiso con ellos para hacer realidad la nueva infraestructura de este colegio emblemático se convertirá en la mejor de Trujillo, no solo por su infraestructura sino por el equipamiento que tendrá”, puntualizó.

   

El proyecto incluye la demolición de su antigua infraestructura, elaboración del expediente técnico, construcción del nuevo local con 14 aulas en dos pabellones y ambientes para salas de uso múltiple, SS.HH, áreas administrativas y comedor. También tendrá un auditorio, losa deportiva, equipamiento y la capacitación del personal docente. 

 

Prevé además  intervenir en todo el espacio disponible del antiguo local -ubicado entre Av. España y jirón Gamarra, frente al Paseo de la Letras-, de manera sustancial, para que los alumnos puedan tener después una educación de calidad, en ambientes cómodos y seguros.

 

Mientras tanto los más de mil alumnos estudian en tres locales educativos distintos, en ambientes prestados debido a que en la Subgerencia de Edificaciones de la Municipalidad de Trujillo declaró improcedente el certificado de parámetros urbanos y edificatorios -indispensable para la licencia de construcción.  

 

 A través de Resolución Sub-Gerencial N°367-2017-MPT-GDU-SGE, se da a conocer la declaratoria de “improcedente” de la solicitud de certificación de parámetros urbanos y edificatorios por fundamentos que se contradicen o fueron mal interpretados.

 

El documento señala que el lote ubicado en Gamarra N° 153, del centro histórico de Trujillo, está dentro de zonificación normativa: ZRE: M:CC-RDM (Uso Dominante: Residencial, “Educativo”, Servicios Comunales, Sociales, Empresariales y Personales), no siendo compatible para el uso solicitado (Educación). Por ello, tal dependencia de la MPT comunica que no es posible atender la solicitud por encontrarse el lote de terreno en área de zonificación no compatible para el uso solicitado (Educación).

 

La I.E. Raimondi es una de las más antiguas de Trujillo. Fue creada en 1942. Debido al paso de los años su local fue declarado por Defensa Civil como de alto riesgo para la seguridad de la comunidad educativa.