180 familias robaban agua en Centro Poblado de Alto Trujillo

86

 

Más de 180 familias del sector  Alto Trujillo se abastecían de agua potable a través de conexiones clandestinas, las cuales fueron levantadas por personal de Sectorización y Control de Pérdidas de Sedalib, quienes estuvieron acompañados por efectivos policiales de la Comisaría del citado Centro Poblado.   

El abastecimiento de las viviendas  se hacía a través de 10 conexiones clandestinas, instaladas desde una red matriz y que abastecían a centenares de familias del AA.HH. Villa Clementina, ubicada en el Barrio 1 del centro poblado Alto Trujillo. Las tuberías, que van desde 1 a 2 pulgadas, y de las que se estima tienen una antigüedad de 6 años, fueron retiradas con maquinaria pesada.

Eleazar Lozano García, funcionario encargado del área de Control de Pérdidas de Sedalib, indicó que ya se habían notificado a las familias sobre su situación y a pesar de ello no formalizaron sus conexiones: “Nosotros hemos tenido hasta 4 conversaciones con los mismos dirigentes para que formalicen sus conexiones. Mostraron interés, sin embargo solo quedó en palabras, ya que hasta la fecha siguen igual y los niveles de Agua No Facturada (ANF) de Sedalib han aumentado”, indicó.

Lozano agregó que los pobladores gozaron de grandes dotaciones de agua, debido a la alta presión que existen en ellas. “Estas familias han tenido cerca de 8 horas diarias con servicio clandestino, provenientes de la líneas de impulsión y aducción que llegan hasta el reservorio Nuevo Florencia. Además, gozaron de la fuerte presión que tienen estas tuberías”, afirmó.  

Admitió que Sedalib iniciará  las acciones legales que el caso amerita, e instó a la población evitar este tipo de conexiones. Así mismo, Eleazar Lozano indicó que manipular una tubería de fierro galvanizado puede ser perjudicial para la población, ya que se necesitan materiales idóneos que no perjudiquen la calidad del agua.

El funcionario de Sedalib dio a conocer que en los próximos días continuarán con los operativos del levantamiento de conexiones clandestinas, “principalmente en Alto Trujillo”, donde la EPS tiene uno de los indicadores más altos de Agua No Facturada.