Escolares, padres de familia y docente se unen a iniciativa del Minedu para erradicar el bullying de los colegios

35

 

El Ministerio de  Educación (Minedu) trabaja articuladamente para que los padres de familia y docentes sumen esfuerzos por mejorar la buena convivencia en las instituciones educativas del país con la finalidad de ayudar a los menores  a mejorar su autoestima y rendimiento escolar.

La estrategia, que busca  erradicar  el bullying de los colegios, también comprende  el  reforzamiento  de valores como la solidaridad y el respeto, entre otros, con el propósito de formar mejores ciudadanos para el futuro.

En este contexto, el Minedu presentó hoy en Trujillo, en la I.E. N° 81026 Andrés Avelino Cáceres, la campaña nacional “Sácale tarjeta roja a la violencia”, en una ceremonia que contó con la activa participación de escolares, padres de familia y docentes.

“Las charlas para padres de familia son importantes para que ellos aprendan a detectar si sus hijos son víctimas de bullying o presuntos agresores, y sepan qué hacer al respecto”, explicó  Mariella Zapata, directora de Gestión Escolar de la Dirección General de la Calidad de la Gestión Escolar (DIGC).

La funcionaria resaltó la importancia de reportar los casos de violencia escolar en el portal SíseVe, con el fin de que el Minedu active el protocolo de atención a la víctima y pueda tomar las medidas correctivas necesarias.

Zapata explicó que en  http://www.siseve.pe/,  específicamente en la sección Recursoslos escolares, padres de familia y docentes pueden descargar el protocolo para la atención de casos de violencia escolar, y dos guías, una referida a la prevención y atención frente el acoso entre estudiantes y, la otra, sobre información  que contiene el referido portal

Estos materiales, son entregados en físico a los directivos de los colegios, remarcó.

La iniciativa “Sácale tarjeta roja a la violencia” fue presentada por el ministro Daniel Alfaro hace algunas semanas en la región Huánuco. Allí, el titular del Minedu visitó dos colegios y presenció un partido de fútbol entre escolares en el que el árbitro fue mostrando la tarjeta roja a los jugadores que cometían faltas, mientras la barra de estudiantes gritaba ¡Tarjeta roja a la violencia!

La misma dinámica se realizó en Lambayeque y Lima. Las próximas semanas, la campaña llegará a las regiones de Cusco e Iquitos.