DEFENSORÍA DEL PUEBLO IDENTIFICA HIDRANTES EN ZONAS DE RIESGO OBSTRUIDOS POR VENDEDORES AMBULANTES DE TRUJILLO

16

La Defensoría del Pueblo realizó una supervisión a los hidrantes que se encuentran ubicados en puntos de alta afluencia de público del distrito de Trujillo, a fin de comprobar que todos se encuentren operativos ante un eventual incendio o situación de riesgo.

En el recorrido, el personal de la Oficina Defensorial de La Libertad pudo identificar que dos de los hidrantes, ubicados en zonas convulsionadas como el centro comercial Don Carlos y el mercado Zonal Palermo, eran ocupados por los comerciantes ambulantes como base para la venta y exposición de sus productos, situación que fue corregida tras la exhortación del personal de la Defensoría del Pueblo.

Es más, algunos de los vendedores desconocían para qué sirven los hidrantes y el uso que le dan los bomberos en casos de incendio, por lo que se recomendó a la empresa Sedalib S.A. que a través de sus áreas respectivas exhorten a los usuarios a respetar el espacio alrededor de los equipos hidráulicos y que se evite su uso indebido.

Hay que precisar que se supervisaron los hidrantes ubicados en el centro histórico de Trujillo, en los mercados Santo Dominguito, Zonal Palermo, Francisco Morales Bermúdez, en los centros comerciales Apiat, Zona Franca, Don Carlos y otros que se encuentran operativos y con buena presión de agua de acuerdo las pruebas hidráulicas realizadas por el personal de Sedalib.

Se ha recomendado a la empresa del agua se brinde la limpieza y pintado respectivo a los hidrantes, con la finalidad de que no registren algún desperfecto en caso de emergencia.

En esta supervisión también participó el Ingeniero de Operaciones de Sedalib, Zenén Castro Zavaleta y el Vice comandante de la III Comandancia de Bomberos Departamental La Libertad, Ricardo Lazo Suji, quien se comprometió a supervisar con las demás compañías de Bomberos la operatividad de los hidrantes dentro de sus jurisdicciones y centros de acción y según los hallazgos notificar a Sedalib y la Defensoría del Pueblo.